Make your own free website on Tripod.com

¿Cielo o Infierno?
¡La decisión es tuya!

Había una vez una asesor jurídico o abogada quien vivió toda su vida sin tomar ventaja de la gente con quien alguna vez trabajó ella. De hecho, ella se aseguraba de que cada trabajo que hiciera resultara en una situación en que las dos partes ganaban. Un día mientras ella cruzaba la calle fue trágicamente golpeada por un camión y murió. Su alma llegó al cielo donde ella se encontró en las puertas del Cielo con San Pedro mismo."Bienvenida al Cielo," le dijo San Pedro. "Sin embargo, antes de que te establezcas debo decirte que parece que hay un pequeño problema. Veras, extrañamente, nunca habíamos tenido un abogado o asesor jurídico que llegara hasta aquí así que no estamos muy seguros de que hacer contigo."

"No hay problema, sólo permítame entrar.", Dijo la asesora.

"Bueno, me gustaría, pero Yo tengo ordenes de mi superior. Lo que vamos hacer es permitirte estar un día en el Infierno y un día en el Cielo y entonces podrás escoger en donde querrás estar por la eternidad.
"De hecho, ya me decidí…Y prefiero quedarme en el Cielo."

"Lo siento, tenemos reglas . . ." Y con eso San Pedro puso la asesora en el elevador y fue abajo-abajo-abajo hasta el Infierno.
Las puertas se abrieron y la asesora se encontró pisando el pasto verde de un hermoso campo de golf. A la distancia había un club campestre y enfrente de ella estaban todos sus amigos, compañeros de trabajo con quienes ella había trabajado y todos ellos estaban vestidos en traje de gala y saludándola animosamente. Ellos corrieron hacia ella y la besaron en ambas mejillas y empezaron a hablar de los viejos tiempos. Ellos jugaron un excelente juego de golf y por la noche fueron al club campestre donde ella disfrutó una excelente cena. Ella conoció al Diablo quien de hecho era una persona muy amable y medio guapo y disfrutó mucho ella contándole bromas y bailando. La asesora estaba teniendo un muy buen rato hasta que supo era tiempo de partir.

Todos se despidieron mientras ella se subía al elevador. El elevador se fue hacia arriba-arriba-arriba y se abrió a las puertas del Cielo y encontró a San Pedro esperándola.

"Ahora es tiempo de pasar un día en el Cielo."

Así que la asesora pasó las 24 horas descansando sobre las nubes y tocando el arpa y cantando. Ella tuvo un gran día y antes de que supiera las 24 horas ya habían terminado y San Pedro vino y se la llevó.

"Así que, ya has pasado un día en el Infierno y un día en el Cielo. Ahora debes escoger donde pasar tu eternidad.

La asesora hizo una pausa y replicó, "Bueno, nunca pensé que diría esto, quiero decir, el Cielo ha sido muy increíble y toda la cosa, pero yo creo que la pase mejor en el Infierno."

Así que San Pedro la escoltó hacia el elevador y otra vez la asesora se fue abaja-abajo-abajo hasta llegar al Infierno.

Cuando las puertas del elevador se abrieron se encontró parada en un desolado basurero cubierto de inmundicia y podredumbre. Ella vió a sus amigos vestidos en unas garras y estaban levantando la basura y poniéndola en bolsas.

El Diablo vino a ella y puso su brazo alrededor de ella. "No entiendo," dijo la asesora tartamudeando, "ayer yo estaba aquí y había un campo de golf y un club campestre y comimos una gran cena y bailamos. Ahora todo lo que hay es un campo de basura y todos mis amigos lucen miserables.

El Diablo la miró y sonrió, "Eso es porque ayer nosotros tratamos de reclutarte, pero hoy ya eres parte del plantel."

Una buena ilustración del engaño con que somos bombardeados cada día. Así que mantengámonos firmes a los valores eternos de Dios y guardemos nuestros corazones como la Biblia nos enseña para que no caigamos presas de los placeres temporales del pecado…..