Make your own free website on Tripod.com

La Filosofía de Dios

¿Cuál es el Dios de este mundo? ¿Qué busca más la gente? ¿Por qué cosa se afanan con mayor pasión las personas? ¿No es el dinero? Claro que es el dinero. Esta es la filosofía del ser humano: El dinero, los bienes, los placeres. En los tiempos del Señor Jesús la ambición al dinero era el mismo problema de ahora, lo cual no deja un momento de tranquilidad para pensar y escoger las mejores riquezas que son el amor, el gozo, la paz, la bondad, la fe, etc.

Veamos cual es la filosofía de Dios:

I. CRISTO ENFRENTÓ LA FILOSOFIA DEL HOMBRE.

El Señor miró con tristeza el afán y la codicia con que el ser humano se entrega a las riquezas materiales. Un problema muy generalizado en el mundo de Cristo y en el mundo de hoy es que el hombre cubre con el dinero el Nombre Santo de Dios para no dejarlo entrar en su corazón. Jesucristo describe a un hombre avaro "que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez" (San Lucas 16:19). En contraste con un hombre sencillo que dependía de Dios para vivir. Al morir ambas personas, dijo Cristo, que el rico avaro terminó en el infierno de fuego y dolor, y al hombre sencillo y ferviente se lo llevaron los ángeles al lugar donde van los fieles. Ser rico no es pecado, pero confiar en las riquezas antes que en Dios eso trae decepción y sufrimiento. Así lo enseñó claramente el Señor Jesús. Que le trae mayor seguridad a Usted, ¿El dinero o Dios? Su destino depende de usted.

II. CRISTO CONDENÓ LA FILOSOFIA DEL HOMBRE.

Podemos decir que en las enseñanzas de Jesús cada 6 versículos de los 3723 versículos que forman los Evangelios el Señor nos habla acerca del peligro y del buen uso del dinero. Millones de personas administran peligrosamente sus riquezas dejando fuera de su vida a Dios. Cristo advirtió que "la vida no consiste en la abundancia de los bienes que posee" (San Lucas 12:15). San Mateo registra las palabras de Cristo cuando dijo: "No os afanéis por vuestra vida que habéis de comer...ni por vuestro cuerpo que habéis de vestir. No es la vida mas que el alimento y el cuerpo que el vestido? (6:25). Un joven fue corriendo a Cristo y le preguntó que debía hacer para tener la vida eterna en el cielo. El Señor vió que las riquezas tenían el primer lugar en la vida del joven, y le ordenó que se deshiciera del estorbo de las riquezas y recibiera a Cristo en su corazón. Cuenta San Lucas que el joven "se puso muy triste, porque era rico". Y Cristo entonces terminó diciendo que los ricos que ponen el primer lugar en el dinero no pueden entrar en el reino de Dios.

III. CRISTO ENSEÑÓ QUELA FILOSOFIA DE DIOS ERA TODO LO CONTRARIO.

El Señor nació en un humilde pesebre y murió en una áspera cruz como para enseñarnos que la riquezas injustas del mundo son traicioneras y efímeras. ¿Verdad? Cristo relata de un rico insensato que trabajó, prosperó y almacenó sus riquezas, y dijo a su alma: "Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, como, bebe, regocíjate" (San Lucas 12:19). Pero la Filosofía de Dios era todo lo contrario, le dijo al hombre adinerado: "necio, esta noche vienen a pederte tu alma; y lo que has provisto, de quien será? Este hombre había entregado su vida con su alma. Cristo dice que el alma es la parte espiritual que debe buscar, adorar y servir a Dios; pero el amor al dinero absorbe necesariamente el alma, la vida, la mente, y el cuerpo, todo el ser. El Señor promete que si buscamos primero el Reino de Cristo y su justicia, todas las demás cosas nos vendrán a la vida sin perder el alma. ¿Lo cree usted?

Héctor David Rodríguez G.

Si desea más explicación sobre la Filosofía de Dios escriba o visite el domicilio siguiente:

Primera Iglesia Bautista

Pastor Héctor David Rodriguez Gtz.
Bolívar 200 Tel/Fax: 410-50-19
Chihuahua, Chih, México.
Info@pibchihuahua.20m.com