Make your own free website on Tripod.com

¿Qué hay detrás de Harry Potter?

Muchos creyentes piensan, y advierten, que los libros y la película de Harry Potter contiene enseñanzas del mundo del ocultismo que afectan negativamente a los niños

Los cristianos están inquietos con el fenómeno de Harry Potter, y se han levantado numerosas voces críticas advirtiendo sobre la enseñanza y la iniciación a la brujería que contiene.Esta inquietud creciente coincide con el reciente estreno de una película sobre el primer libro de la serie de Harry Potter (que ha sido un éxito de popularidad). Con este artículo intentamos ofrecer más que una verdad única o dogmática, reflexiones, datos y puntos de vista que ayuden a tomar la mejor decisión sobre este tema.

 

Secciones:

El fenómeno Potter y su historia
Un punto comprensivo sobre Harry Potter
Las críticas de Harry Potter, y sus fundamentos.
¿Hay magia "buena" y magia "mala"?
Resumen y conclusiones
Ilustraciones

I. El fenómeno Potter y su historia

Posiblemente ha sido la película más esperada del año. Se titula "Harry Potter y la piedra del hechicero", y está basada en el primero de los libros para niños de J.K. Rowling, que ha supuesto la venta de más de 110 millones de ejemplares en 46 idiomas diferentes desde su publicación en 1997. Algunos analistas de la industria del cine están convencidos de que generarán unos beneficios de 125 millones de dólares, con lo que sobrepasaría al "Titanic" como el mayor éxito de taquilla de todos los tiempos. Para ello se basan en el número inaudito de ventas adelantadas de entradas para ver la película.

En los libros Harry Potter es un chico huérfano de 11 años que descubre que tiene poderes hechiceros. Sus padres también habían sido hechiceros, pero fueron asesinados por el malvado brujo Lord Voldemort. Harry vive con los Dursleys, los familiares que se hicieron cargo de él al quedar huérfano, y que lo tratan despóticamente. Tras enterarse de su herencia hechicera el jovencito decide matricularse en la escuela de hechicería y brujería Hogwarts, hecho que da inicio a la trama. Cada libro relata un nuevo año de la vida de Harry, y narra las experiencias que este vive mientras estudia en la singular escuela incluyendo los diferentes conflictos que tiene con sus enemigos. "Los libros se irán tornando cada vez más siniestros, a Harry se le van a ir poniendo las cosas cada vez más difíciles. Lo siento, sí, los otros son más espantosos", así le expresó al periódico londinense The Times la autora en cuanto a los próximos tres libros que sacará al mercado.

Ante la polémica, la propia autora, JK Rowling, ha declarado en diversas entrevistas, que nada más lejos de su intención que arrastrar a los niños a un mundo de lo oculto. "Mi mundo de magia es un mundo de imaginación. Pienso que es un mundo moral", comentó en una entrevista por internet y añadió, "Yo no creo en la clase de magia que aparece en mis libros".

Dos libros cristianos con perspectivas diferentes han aparecido este año para ayudar a los creyentes a entender desde un punto de vista cristiano la situación: "Harry Potter y la Biblia" de Richard Abanes y "¿Qué hace un cristiano con Harry Potter?" por Connie Neal.

II. Un punto comprensivo sobre Harry Potter

La llamada Harrymanía está cautivando el interés de padres e hijos. Ya sabemos que a los niños les encanta el mundo de las fantasías. Por otro lado, muchos padres parecen creer que, si ejercita la imaginación y fomenta la lectura, la historia no puede ser peligrosa. Además multitud de medios de comunicación de renombre también apoyan la serie del libro. "El espectacular éxito de los libros de Harry Potter quizá ayude a crear una nueva generación de lectores empedernidos. Por lo menos nos recuerda que las historias bien escritas y con personajes interesantes logran encontrar una audiencia", escribió la periodista Anna Quindlen en la revista Newsweek (17/7/00). Incluso el escritor cristiano Charles Colson comentó sobre la magia de Rowling: "Harry y sus amigos echan hechizos, leen bolas de cristal, y se convierten ellos mismos en animales, pero no realizan contacto con el mundo sobrenatural".

En esta línea, es obvio que no todos los cristianos están de acuerdo con una postura hipercrítica hacia Harry Potter. Algunos líderes evangélicos han dicho públicamente que los libros de Potter pueden enseñar lecciones valiosas. Desde esta perspectiva Connie Neal ha escrito su libro "¿Qué hace un cristiano con Harry Potter?" que intenta evitar un enfrentamiento entre cristianos por culpa del libro y la película de Harry. Es un alegato para creyentes a fin de dialogar adecuadamente.

Connie Neal se define a sí misma como un "ventilador discreto, cansada de tanta gente que acusa a Harry Potter de diabólico, eligiendo una interpretación de sus libros de una manera muy sesgada." Neal defiende que los libros de Potter son principalmente fantasía y que los padres no deberían luchar demasiado por impedir su lectura. "No defiendo a Harry Potter," dice Neal, madre de tres hijos. "Simplemente quiero mostrar que no hay una posición cristiana que sea una verdad absoluta sobre Harry Potter. Quiero ayudar a comprender que no se trata de una verdad de fe, y que por lo tanto se puede permitir la discusión." Neal pide que no se clasifique a los cristianos en perversos y verdaderos según lean o no el libro.

Con la popularidad de Harry Potter, Neal cree que va a ser casi imposible evitar que los padres eviten que sus hijos lo vean. Así, más que satanizarle, ella piensa que es mejor usar sus libros como una herramienta pedagógica. "Enseñe a sus niños la diferencia entre la fantasía y la realidad, entre el bien y mal, y usted no tendrá problemas con Harry Potter," dice Neal. "Mis niños saben quién es Dios y su poder. Ellos no lo confunden con ninguna magia, y saben que su corazón debe resistir la maldad. por eso he podido usar a Harry Potter para enseñarles lo bueno y lo malo que contiene el libro."

III. Las críticas de Harry Potter, y sus fundamentos

Pero los detractores no son precisamente fans del misticismo del mundo de Harry Potter, en el que los personajes "usan una poderosa magia predice el futuro, cambian de forma y se comunican con fantasmas".

En Inglaterra, donde se creó y surgió el fenómeno de Harry Potter, una de las mayores y principales asociaciones pedagógicas del país emitió serias advertencias en esta misma línea a padres y profesores. "El personaje principal de la película de Harry Potter conducirá a una generación entera de adolescentes y niños a descubrir e iniciarse en la brujería y la adivinación" ha afirmado Peter Smith, de la Asociación de Profesores y Oradores (...) Aunque es importante no supravalorar a este fenómeno, los riesgos son claros."

Ted Baehr, un experto cristiano de medios de comunicación ha denunciado que aunque los libros se dirijan a niños, muchos portales de internet que tratan positivamente la figura de Harry Potter conducen directamente a lugares oficiales de ocultismo. "La principal web de brujería en internet sostiene que un número increíble de niños se ha introducido en el movimiento de la brujería debido a los materiales y libros de Harry Potter," ha declarado Baehr, que es editor de "Movieguide".

"Harry Potter y la Bíblia"

Richard Abanes, una de las personas evangélicas que más han profundizado en el personaje dice: "Aunque la historia es ficticia, Harry Potter muestra mundos paralelos teóricamente verdaderos que están relacionados con el ocultismo." Abanes es presidente de la Christian Film and Television Commission y el autor de "Harry Potter y la Biblia: amenaza tras la magia.". "El libro presenta la astrología, los mediums, y la adivinación a los niños de una forma entretenida y atractiva. Y a los niños les gusta imitar", añade.

"Rowling admite que ella ha estudiado brujería para hacer los libros más 'acertados" dice Abanes, "Ella también reconoce que la tercera parte del contenido de la hechicería que aparece en sus libros es material de las creencias ocultista que alguna vez se practicaron en Inglaterra. Lo que ella no menciona," continúa Abanes, "es que gran parte del ocultismo de sus libros se origina en fuentes históricas que todavía juegan un papel en la brujería actual."

¿Por qué la magia de la serie de Potter es peor que la presente en otros cuentos de hadas y obras fantásticas de literatura para niños? Muchos, como las "Crónicas de Narnia" o "El Señor de los Anillos," son aceptados por todos los cristianos. Y, de hecho, muchos entusiastas de Potter comparan sus libros con los de Tolkien.Sin embargo, según Abanes, existen importantes diferencias.

Abanes anota algunas otras diferencias importantes, principalmente en la manera en la que Tolkien trata la magia. "Tolkien aborrecía la palabra 'magia' pero tuvo que usarla porque no podría encontrar otra." En "El Señor de los Anillos," dice Abanes, la "magia" de Tolkien es más una extensión de la capacidad natural, como cantar o bailar, más bien que misticismo o brujería.

Abanes también afirma que C.S. Lewis en "Narnia" y Tolkien en "la Tierra Media" usan mitología popular, expresando historias en una dimensión o un mundo ficticio, claramente alejados del real. Creando un nuevo mundo el autor puede crear entonces una nueva realidad con nuevas reglas que no tienen correlación con nuestra realidad. Es decir, se hace una distinción clara (especialmente para los niños) entre fantasía y realidad. En cambio, según Abanes, "El mundo de Harry es nuestro mundo real. Es un mundo mágico que simplemente es invisible a quienes no creen en él y no lo practican."

Otra cuestión es que libros como "El León, la Bruja y el Guardarropa" (de C.S. Lewis) usan el simbolismo estándar del bueno contra la maldad. Potter se escribe -por el contrario- en un relativismo en el que "el fin justifica los medios". Este relativismo es evidente no sólo en el uso de magia, sino en que a veces los buenos "deben robar y engañar para superar la maldad con la maldad." Abanes cree que estos ejemplos en el libro envían un mensaje a los niños de que "pueden ser magníficas personas aún haciendo el mal."

IV. ¿Hay magia "buena" y magia "mala"?

Otro aspecto a considerar es el concepto que tiene la gente de lo que es brujería, hechicería y magia. Según el diccionario Vox, brujería es la cosa realizada con un poder sobrenatural maligno. El Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia define la hechicería como la práctica que trata de influir en las personas y los hechos por medios "sobrenaturales" u ocultos. Magia es la ciencia oculta que pretende producir efectos con ayuda de seres sobrenaturales o de fuerzas secretas de la naturaleza, según el diccionario Everest. Este último término el mundo lo ha dividido en dos ramas; magia negra es la que se utiliza para perjudicar a otras personas, magia blanca es la que algunos consideran "buena", pues se dice que se utilizan los poderes sobrenaturales de una manera no egoísta para el beneficio de otros. Sin embargo, la Biblia no habla de una separación de blanca o negra, es un sólo término y abominable para Dios.

La hechicería, magia y brujería son actos en esencia sinónimos. Tienen denominadores comunes: son actos de sujeción a poderes ajenos al único Dios, se oponen a su Ley, y están respaldados por poderes malignos. Un versículo como Levítico 19:31 no puede ser más claro y contundente: "No os volváis a los médium ni a los espiritistas, ni los busquéis para ser contaminados por ellos. Yo soy el Señor vuestro Dios". El médium es la persona que se considera dotada de las facultades paranormales que le permiten actuar de mediadora en la comunicación con los espíritus, y el espiritismo es la doctrina según la cual, tras la muerte, el espíritu pervive bajo una forma semimaterial, y a través de un médium, puede comunicarse con los vivos, según el diccionario Vox.

La curiosidad que produce leer historias como Harry Potter contamina la mente con ideas contrarias a los principios de Dios, que pueden influenciar al lector, especialmente si es un niño de 9 años en adelante. "Me gustan porque me enseñan todo lo que se relaciona a la magia; cómo la puedo usar para controlar a la gente y cómo vengarme de mis enemigos", comentó un niño de 10 años. Asimismo cientos de adultos tienen la errónea idea de que la brujería los ayudará a resolver sus problemas rápidamente. Así, lo que está ocurriendo es que se está presentando una imagen positiva del ocultismo.

V. Resumen y conclusiones

La sociedad una vez más le resta seriedad a la enseñanza de los valores de la Biblia, que desaconseja la iniciación y la práctica en el mundo del ocultismo, al que se presenta y acepta disfrazado bajo la cara de un niño de corazón noble, como es Harry Potter..

¿Cómo debemos afrontar las aventuras de Harry Potter? Tanto adultos como chicos tienen que entender que no todo lo que aparece ya sea en la televisión, cine, radio o prensa no son modelos ejemplares de valores morales; aunque a veces se presente como un entretenimiento "sano". Tampoco podemos tomar actitudes pasivas que ceden ante las situaciones que sabemos que no son de beneficio para los hijos. Todo se puede discutir en amor. Los padres tienen, por obligación, que velar todo material que está al alcance de sus hijos, esto incluye libros, música, programas televisivos etc. Además, si no es bueno para los hijos, los padres deben dar ejemplo.

Por otro lado, los cristianos a menudo, no sabemos participar en los debates públicos adecuadamente. Muchos creyentes reenviaron un ridículo correo electrónico acusando falsamente a Rowling de pertenecer a una secta satánica. Otros han dividido a sus iglesias por motivo de sus libros. Una mujer entrevistada en la librería contó a un periodista, "En nuestra iglesia, un miembro que ha sido un buen amigo por muchos años me ha dicho que, por haber comprado Harry Potter a mis hijos, soy una mala cristiana y que dejará de hablarme."

Baehr, que vio las 2 horas y media que dura el film, no recomienda la película, ya que piensa que "enaltece de forma excesiva al paganismo.Teológica y moralmente, el ocultismo y el paganismo de 'Harry Potter ' es detestable". Sin embargo, Baehr prevé que muchos padres cristianos permitirán a sus niños ver "Harry Potter," por lo que ha desarrollado una "guía del padre" con preguntas "claves" que los adultos pueden hacer a sus hijos si ven la película de "Harry Potter." El diálogo, llegado el caso, es fundamental.

Las preguntas de Baehr intentan mostrar que la magia esconde siempre al mal. La magia y el ocultismo, dice Baehr, en el fondo representan un deseo egoísta y malsano de reemplazar Dios, rechazando los valores del Evangelio por un estilo de vida superficial y egoísta que finalmente conduce al ser humano a la infelicidad y dolor". Baehr cree también que la película ofrece a los cristianos una oportunidad de respuesta explicando "los errores de concepto, psicológicos, morales y espirituales que contiene la película".

Evidentemente no es recomendable que se lean los libros de Harry Potter, pese a lo cual muchos niños hablarán con sus amigos, o conocerán al personaje en cualquiera de las múltiples formas que inundará la sociedad para vender la "Harrymanía". Parece pues aconsejable hablar con nuestros hijos, explicarles lo que ocurre, y ayudarles a entender lo que tiene de malo y por qué en esta historia que a ellos les parece emocionante y bonita. No podemos aislar a nuestros niños del mundo, sino ayudarles a entenderlo desde una perspectiva y valores cristianos. Es mucho más fácil imponer y prohibir, pero convencer y enseñar es a la larga la mejor forma.

Por último, siempre que surgen estas corrientes que levantan "ampollas espirituales" surge la misma pregunta. ¿Y qué con los otros aspectos, mucho más importantes, como son el ejemplo positivo de los padres: el amor, el respeto mutuo, la dedicación a los hijos, el diálogo, la vida no centrada en el dinero y la comodidad, la renuncia de los padres por la educación global del niño?

¿Nos preocupa sólo luchar contra los errores espirituales del mundo que nos rodea, o estamos -por encima de todo- construyendo una sociedad mejor y ejemplar en nuestras familias e iglesias, como es nuestro principal deber? Se echa en falta la misma reacción que crea Harry Potter en contra de otros errores o pecados más graves, porque están dentro de las familias de los creyentes, afectando a nuestros hijos: la violencia familiar, el abandono de los hijos, la falta de lazos y diálogo a muchos niveles, la doble vida del cristiano con el hedonismo y la comodidad. El día que hagamos esto intensamente, es más que probable que no sea tan importante luchar contra las corrientes y modas espirituales.

VI. Ilustraciones

     

 

    


Fuentes: Vida Cristiana; CNS; Religion today
Redacción: I+CP
Ilustraciones: Sígueme Network